Invisibles bajo las leyes del trabajo doméstico

Más de 700.000 personas se dedican a los  trabajos del hogar./ Foto: Lucía M.

Más de 700.000 personas se dedican a los trabajos del hogar./ Foto: Lucía M.

Las trabajadoras del hogar están cansadas de que su imagen se visibilice a través de la lejía, los guantes y la fregona. Hartas de estos estereotipos que no hacen justicia a sus labores y mucho menos a sus derechos como cualquier empleado más, salen a la calle alzando su voz como única arma para reclamar una ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por parte del Estado español. Entre sus reclamos está el derecho a las prestaciones de desempleo y a la inclusión en el Fondo de Garantía Salarial.

En España hay cerca de 700.000 personas que se dedican al empleo doméstico según la EPA, de las cuales 425.000 están dadas de alta en la Seguridad Social y casi el 90% son mujeres inmigrantes. Trabajadoras que se han tenido que regir a la ley 1620/2011 que regula este sector y que frente a las supuestas mejoras que contraía ha repercutido de forma negativa a la hora de la contratación con una bajada de salarios, el aumento de horas y también al pago total de la cuota de la Seguridad Social por parte de las empleadas del hogar.

Pero a esta ley, no solo la critican estas trabajadoras, sino que la Comisión Europea y el director de la Oficina de la OIT en España, Joaquín Nieto, también instan a que España ratifique el convenio 189 sobre la equitación de los trabajadores domésticos y valorar tanto la limpieza de hogares, como el cuidado de personas. “Este trabajo no está suficientemente valorado en la sociedad, tal vez porque lo ejercen mayoritariamente las mujeres y los inmigrantes“, anunció Nieto.

Pero el gobierno español aún no ha movido ni un solo dedo y le pesa tomar las medidas adecuadas, incluso ha dejado de estudiar y dar salida a la prestación por desempleo. Las trabajadoras del hogar no cuentan con apenas información y sobre todo carecen de una legalización que afecta sobre todo a las mujeres inmigrantes que dependen de un contrato laboral para adquirir su tarjeta de residencia.

Desde Madrid, organización como SEDOAC y la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe se manifestaron el 29 de marzo para reclamar igualdad de derechos laborales. Sin embargo, van más allá de lo jurídico y se centran en las necesidades sociales, políticas y económicas de estas mujeres. Además, en su manifiesto destacan situaciones precarias que fomentan la brecha de género y la carga del trabajo doméstico a mujeres, donde también piden el cierre de los CIE, la externalización de las fronteras, el recorte de derechos y libertades con la ley mordaza (que afecta a toda la ciudadanía) y el derecho a una salud pública para todas las personas en situación irregular.

Mujeres y trabajadoras del hogar dicen "Sí a la ratificación del Convenio 189 de la OIT"./ Foto: Asamblea Feminista de Madrid.

Mujeres y trabajadoras del hogar dicen “Sí a la ratificación del Convenio 189 de la OIT”./ Foto: Asamblea Feminista de Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s