Derechos Humanos sin vivienda

Ciudadanos reclaman el derecho a una vivienda digna./Foto: Stop Desahucios Granada.

Ciudadanos reclaman el derecho a una vivienda digna./Foto: Stop Desahucios Granada.

Montse, Paqui, José,…son solos algunos de los nombres de personas afectadas por la violación sistemática de un derecho humano universal: tener una vivienda digna. Un derecho que no solo recoge la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sino que también es amparado por la Constitución Española en su artículo 47.

Durante el segundo trimestre de 2014 se han iniciado 21.178 ejecuciones hipotecarias, es decir, un 4,2% más que en 2013 en el mismo período. En el caso de los desahucias, las cifras son aún más preocupantes: 18.749 desahucios entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2014, un 3,7% más que en el período del año anterior, según los datos publicados por Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Esta ley hipotecaria injusta, ya suma más de 570.000 ejecuciones hipotecarias y que en lugar de velar por los ciudadanos disminuyendo esta necesidad, hoy día, siguen aumentando. No obstante, a pesar de que la fiscalía actúe de oficio tras una demanda para echar de sus casas a las familias que no pueden pagarla, esta ley es ilegal tal y como afirma el Tribunal de Justicia Europeo, ya que “un juez no puede echar a nadie de su casa, mientras la administración no les ponga otra”, según Rafael Cidres, portavoz de Stop Desahucios.

Detrás de las grandes cifras, cada ejecución hipotecaria es una familia a la que se le priva de un derecho fundamental como es la vivienda. Una familia condenada al sufrimiento, a la exclusión y al endeudamiento de por vida.

Montse y su compañero José han luchado durante toda su vida por conseguir una vivienda digna. Tras haber sido desahuciados y sin contar con el mínimo amparo de las administraciones públicas, tuvieron que ocupar una vivienda para no verse en la calle. Pero a pesar de la enfermedad que padece esta mujer de 50 años, su espíritu valiente le ayuda a levantarse cada día y luchar por lo que le pertenece: una casa, su casa.

Desde la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH), se exige que se aprueba una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) y las tres medidas que la concierne: ración en pago retroactiva, paralización de los desahucias y creación de un parque de alquiler social.

Hasta el momento, es la propia ciudadanía organizada la que se enfrenta a los desahucios y busca un realojo para las personas afectadas por esta violación de los derechos humanos, mientras que el gobierno de Mariano Rajoy es capaz de cambiar en un solo día la Constitución española para rescatar a los bancos, en lugar de rescatar y velar por las familias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s