Porteadoras, las heroínas de El Tarajal

Porteadoras junto a la frontera. FOTO: elpaís.com

Porteadoras junto a la frontera. FOTO: elpaís.com

Espalda doblada y fardo encima. Así pasan horas y horas, miles de mujeres que soportan en fila de uno los bultos de más de 70 kilos en el paso fronterizo de El Biutz, un paso que Marruecos no reconoce como frontera comercial hacia Ceuta, pero que es tolerado por ambos lados.

Textiles, alimentos, baratijas y hasta neumáticos usados son cargados por las porteadoras. Un sin fin de objetos que marcan el peso del bulto y por consiguiente, el jornal de cada día. Todo es poco en un fardo que casi alcanza el peso de quienes lo soportan, es decir, alrededor de 70 kilos que equivalen tan solo a 10 euros para llegar al Tarajal, el único paso habilitado para el tránsito de personas y vehículos entre Ceuta y Marruecos.

El número de porteadoras no es oficial. Pero se estima que son miles, las que curtidas por un trabajo de animales que nadie quiere hacer, doblan sus cuerpos hacia delante y mantienen la cabeza en alto con el orgullo de luchar por sus familias, a pesar de las vejaciones que sufren, donde destacan los malos tratos y sobornos continuos.

En mayo de 2009, el pánico cundió en el estrecho paso de El Biutz y dos mujeres murieron aplastadas. Este hecho no es algo puntual, sino que constantemente se acumulan grandes caravanas humanas en este paso y todo irá con normalidad hasta que el reino alauita cierra la frontera de forma arbitraria, sin poner remedio a una situación intolerable de malos tratos y sobornos. Esto último, fue la causa de un joven de Tetuán que se quemó a la bonzo en la misma aduana cuando la germandería marroquí le quitó la mercancía con la que pretendía ganarse la vida.

Con la intención de hacer visible esta situación y poner solución a lo ocurrido, en abril de 2012 fue firmada la Declaración de Tetúan, donde una treintena de organizaciones expusieron una serie de puntos que velaba por la salud de las mujeres durante el tránsito de mercancías y pedía un cambio en el paso para evitar situaciones trágicas como las mencionadas anteriormente. Además, en este documento se cita los abusos policiales y se pide que se respeten los derechos humanos.

Hilera de porteadoras en El Biutz. Foto: elpais.com/J. ROJAS.

Hilera de porteadoras en El Biutz. Foto: elpais.com/J. ROJAS.

En datos económicos

Pero el paso de El Biutz no es solo un acontecimiento humano, sino que su importancia para los gobiernos de ambos lados es económica. Las mercancías han generado una economía única y que según la Asociación por los Derechos Humanos de Andalucía (ADPHA) se estima que genera alrededor de 1.400 millones de euros cada año en las fronteras de Ceuta y Melilla por el IPSI, el único tribulo alternativo al IVA para las importaciones de estas dos ciudades, mientras que el Gobierno español solo habla de 500 millones. De este modo, la economía ceutí también depende del comercio en Marruecos.

El tránsito de mercancías proporciona un medio de vida y sustento a las mujeres que forman hileras soportando pesos insostenibles, pero que sacan la fuerza desde la valentía y la dignidad humana que gobiernos tratan de arrebatarles en la frontera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s