Huertos solidarios y comedores autogestinados para empoderar a mujeres en Jerez

Mujeres durante el curso de cocina en un comedor autogestionado./ Foto: Lucía Muñoz

La falta de ayudas públicas y de soluciones políticas ha dado lugar a que sean los propios ciudadanos los que se organicen para poner punto y final a la crisis económica que sumerge desde hace varios años ya a España. Trabajo, vivienda digna y alimentos básicos son las principales carencias que encuentran las familias cuando luchan por salir adelante cada día.

Esta crisis no solamente hace mella en la economía, sino también en la sociedad. La diferencia entre ricos y pobres es cada vez mayor, tanto es así, que según el informe presentado el jueves pasado por Oxfam Intermón, en España, las 20 personas más ricas poseen tanto como el 30% más pobre, es decir, unas 14 millones de personas aproximadamente. Esto supone una desigualdad extrema que enfatiza el peligro de que muchas personas se encuentren en riesgo de exclusión socio laboral.

Para combatir este problema, la ONG Madre Coraje en Jerez de la Frontera ha puesto en marcha junto a Cáritas un proyecto con fines sociales. Más de 4.000 metros cuadrados se han convertido en huertos solidarios, donde particulares amantes de la agricultura pueden tener su propia parcela con la condición de que el 70% de lo recolectado vaya destinado a centros sociales que junto con estas organizaciones tratarán de integrar a personas en exclusión, así como de abrirles las puertas del mercado laboral a través de formación.

¿Y cómo se consigue esto? Cada jueves, los alimentos son recogidos y donados a un centro de cocina autogestinado, donde diez mujeres esperan con ilusión ser empoderadas a través de un curso de cocina que además de formarse, también les permite llevarse posteriormente a casa esa comida para sus familias. Se trata de familias que por falta de recursos, durante un año o más, han estado recibiendo ayudas de la Iglesia, pero que ahora han cambiado la bolsa de alimentos por el delantal blanco. De este modo, cubren este derecho básico de los suyos y se forman para continuar batallando en el futuro.

Tomas de decisiones como esta, ayudan a los colectivos más vulnerables a encontrar más oportunidades y demuestran otra vez que son las personas las que se mantienen en pie en búsqueda de alternativas y soluciones. Son los ciudadanos los que apoyados unos en los otros encabezan esta batalla y los que finalmente lograrán, sin duda, ganarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s